ARTE MARCIAL COMO UN INSTRUMENTO DE REFINAMIENTO PERSONAL

La práctica de un arte marcial como instrumento de desarrollo humano y personal

En este tutorial expondremos la perspectiva de la práctica de un arte marcial como el Sistema Ving Tsun de Inteligencia Marcial o Kung Fu, como un importante instrumento de refinamiento humano y personal.

El proceso de aprendizaje de cualquier arte demanda una exposición por parte del aprendiz, que lo lleva a tomar una mayor consciencia de sus capacidades personales.  En este proceso orgánico, la persona tiene que poder expresar lo que es, ser él mismo, a través de su manifestación.

 Cuando hablamos de Arte Marcia,l el contexto cambia por el sólo hecho de cargar con una configuración simbólica de “premura de muerte”.  Esta caracteriza hace que la experiencia corporal y marcial en el arte, como es el caso del Sistema Ving Tsun de Inteligencia Marcial o Kung Fu, sea la más directa, y en la que se puede confiar mejor para el refinamiento del propio comportamiento.

El Sistema Ving Tsun es un arte marcial de refinamiento personal, que busca desarrollar a través de la manifestación del practicante su propia manera de saber hacer las cosas con un grado de excelencia, esto es Kung Fu.  Esta idea de arte marcial y práctica de kung fu se asocia a la idea neo confeccionista de “saber vivir la propia vida”.

La práctica marcial tradicional en los pueblos orientales no sólo era orientada para guerrear, sino que, era un instrumento de formación para las personas.

El practicante de Ving Tsun desarrolla capacidades a través de la vivencia marcial, que es orientada para que actúe como un catalizador de refinamiento personal, por el cual, el practicante irá madurando su personalidad y equilibrando sus emociones y desiciones, que influenciarán en su propia conducta; la cual será más ajustable a la realidad dinámica de la vida moderna.

Share This