La mano que miente y la mano que dice la verdad

Por el Gran Maestro Leo Imamura

La mano visible y la mano invisible en el Kung Fu

En el día 12 de diciembre del 2014, Netflix colocó a disposición de sus clientes 10 episodios de la serie Marco Polo.
Creado por el practicante de Kung Fu John Fusco, esta serie sobre el famoso aventurero genovés, llamó nuestra atención por el énfasis en las escenas de artes marciales.

Fusco aprendió Ving Tsun con maestros como Augustine Fong, discípulo de mi si baak Ho Kam Ming y Lawrence Ramírez, un descendiente de mi otro si baak, Wong Long.

En el tercero capítulo de la primera temporada nos brinda una escena memorable. Vamos a ella:
“En Kung Fu nosotros decimos: una mano miente y la otra mano dice la verdad”
Esta escena abre con una declaración curiosa del Maestro Bai Yan a Marco Polo: “en Kung Fu decimos: una mano miente y la otra mano dice la verdad”.
Es muy interesante que este texto escrito por el guionista Michael Chernuchin, enfatice la importancia de la consciencia estratégica dentro del mundo del Kung Fu.

La consciencia estratégica es la consciencia de como los contrarios se apoyan uno en el otro para generar el efecto deseado. Esa interacción, en la escena llamada de la mano que miente es la mano que habla la verdad, representa los aspectos opuestos que forman la realidad.

La interdependencia y la reversibilidad de una situación

Para los chinos, gracias a esta interdependencia y reversibilidad, lo real está en constante evolución y el efecto deseado siempre es posible.
Cuando hablo de reversibilidad, estoy hablando que la mano que miente en este momento, es la que dirá la verdad en el momento siguiente y viceversa, en cuanto que interdependencia dice al respecto de la relación entre ellas para que todo ocurra. En otras palabras, para que el ataque sea bien sucedido, la mano que dice la verdad depende de la mano que miente y lo opuesto también es verdadero.

La consciencia estratégica es típica de la vida kung fu, en cuanto que en el mundo de afuera prevalece aquello que llamamos de consciencia común, que también se atiene a los aspectos opuestos de las cosas, pero los mantiene desolados y excluyentes.

De esta manera, la mano que miente debe estar alegada de la mano que dice la verdad, ya que la entorpecería.  Por eso, yo, personalmente no me gusta el término que fue usado en esta escena: mano que dice la verdad y la mano que miente.  Prefiero hablar de mano visible y mano invisible.

El practicante de kung fu sabe discernir la interdependencia de los aspectos opuestos de las cosas para aprovecharlos a su favor. Es esta lógica de no exclusión de los contrarios que él explora, siendo esa interdependencia suficiente para promover el efecto que él desea.

Este es el motivo por el cual él se contenta en dejar el proceso operar, no hay mas necesidad de reaccionar y, por eso, puede dejarse llevar. En lugar de esforzarse para hacer que ocurra las cosas, es de esta lógica de inclusión del diverso que él elabora su estrategia.

 

 

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Abrir chat
Hola,
Mi nombre es Marcelo: ¿Estas interesado en tu desarrollo personal?